Cuando encerar o no encerar un bordillo. Mandamientos de la Cera.

Cuando poner o no poner Cera en un bordillo.

Siete mandamientos que todos los patinadores deben respetar.

Por Kyle DuVall 19 Enero, 2015

Cera
Cera: Para algunos, es un regalo de los cielos. Para otros, es una maldición infernal que puede desencadenar una guerra santa con un solo golpe. Cuando se trata de la cera y su aplicación adecuada, el consenso suele ser difícil de encontrar. Todo el mundo quiere algo diferente cuando quieren grindar un bordillo. En un extremo del espectro están los que intentan lanzar un combo resbaladizo de tres trucos; En el otro están los patinadores que buscan un único truco muy agresivo, que se les resista.

Sin importar en que espectro te encuentres hay algunas reglas sagradas en las que todos están de acuerdo: llamémosles los Siete Mandamientos de la Cera. Si los violas será bajo tu propio riesgo.

1. Si quieres poner Cera, siempre preguntarás.

Cera

Las repisas son como el bistec. Algunos lo comen bien hecho, mientras que otros lo quieren crudo y sangriento. Como tal, cada vez que patines en un punto compartido, es necesario obtener algún tipo de consenso antes de poner lubricantes. La mayor parte del tiempo se puede alcanzar un acuerdo fácilmente. Puedes tener que dejar a algunas personas grindar más crudamente  antes de que enceres, o puedes conformarte con poner apenas un poco en el borde, pero el compromiso es esencial. Sin embargo hay una cosa que no es negociable: Si la tripulación veta la propuesta, tienes que poner la cera lejos y ser respetuoso, por lo menos hasta que esa gente se vaya de allí.

2. Que el que no tiene fallos haga el primer grind

Cera

Antes de poner cera es una buena idea observar al resto de patinadores. Si te está costando mucho hacer un Smith grind una y otra vez, pero algún algún otro patinador está tirando frontsides, backsides, y switchs sin ningún problema, entonces conviene que te lo pienses dos veces antes de encerar. A veces un bordillo más resbaladizo es una cosa mala, y en vez de deslizar a la gloria puedes acabar directamente fuera de la tierra prometida … o, peor aún, terminar en un coma inducido por cera.


3. Antes de poner cera debes intentarlo más rápido

Cera

Esto va de la mano con el último mandamiento. Pocas cosas son más molestas que un patinador que entra a un bordillo a velocidad de caracol, clave los ejes y luego proceda a encerar el santo  lugar con la creencia delirante de que su incapacidad para grindar el bordillo es debido a que no resbala. Un carámbano esmaltado con seis capas de salsa de Cera no va a funcionar si no se entra a una velocidad decente y con la técnica adecuada. Aprende las cosas básicas antes de sacar la cera. La mayoría de las veces, no es culpa del bordillo.

4. Nunca encerarás el coping

Cera

Este es quizás el más sagrado de los mandamientos. El uso de cera a cualquier cosa con una transición bajo ella es la más grave de las transgresiones. El Coping puede oxidarse y pegarse, seguro, pero a diferencia de un borde o una cornisa, con la técnica adecuada y la velocidad siempre superará el metal pegajoso en unos cuantos pases.

En cuanto al borde de un bowl, bien, supuestamente ha de ser duro. La gente lo monta porque les gusta sentir esa sensación. La resistencia del borde del bowl pulido es como hacer un machaque en un aro de baloncesto de seis pies de alto.

Aún más importante es el factor de riesgo inherente a los bordes resbaladizos. En una borde, una superficie encerada incorrectamente es molesta; En una transición, es directamente letal. Deja el coping tranquilo. Punto.


5. No debes untar el bordillo con aceites u otros lubricantes impíos

Cera

El ver un bordillo perfecto lleno de residuos de cera esparcidos por toda longitud del mismo es bastante trágico, pero profanarlo con grasa, aceite de bebé, WD-40, o cualquier otro tipo de lubricante líquido lleva la blasfemia a un nuevo nivel. El pensamiento detrás de este tipo de sacrilegio es tan obvio como es equivocado: ¡Si la cera es buena para deslizarse encima de un bordillo, el aceite debe ser incluso mejor!

Por lo general, es un pecado cometido por patinadores jóvenes, tal comportamiento debe ser frenado inmediatamente y con dureza. El goteo en los bowl de subproductos de petróleo, o en un bordillo es peligrosísimo.

Y ya que estamos en el tema, sólo porque algo es resbaladizo no lo hace automáticamente apropiado para sustituir nada. Así que mantén las cáscaras del plátano, los productos alimenticios grasos, y los productos clasificados del cuidado de la piel lejos de cualquier persona y de todos los bordillos también.

6. Si Tú Lo Enceras, Tú lo Patinas

Cera

Has visto esto antes: Un tipo llega al parque, saca un bloque de cera, unta todo en el sitio, y luego pasa el resto de la sesión haciendo trucos de suelo. Aún peor es el tipo que encera un borde durante cinco minutos completos, lo golpea una vez, se pega la madre de todas las tortas de lo que resbala, y entonces va y patina otra cosa durante el resto del día. Si enceras un sitio ahí es donde debes patinar. Si lo manchas y no lo patinas espera las consecuencias.

7. No serás un Slick-O-Crit

Cera

Siendo justo, el tema de encerar bordillos y barandillas puede engendrar hipocresía y las malas formas de ambos extremos del espectro. Todos hemos visto esto suceder: Un sectario del bordillo crudo echa un broncazo a alguien que estaba encerando su bordillo o esquina preferida, pero después lo patina de todos modos, y lo consigue más difícilmente que antes como resultado directo de su superficie resbaladiza recién descubierta.

Nadie quiere ser un slick-o-crit. Cuando la slickocrisia levanta su fea cabeza, se piden disculpas, se debe dar respeto, y las mentes deben permanecer abiertas. Al final del día, la adaptación es una de las medidas del verdadero patinador. Cera o sin cera, el adagio “Cállate y patina” por lo general supera todos los demás argumentos, por lo que mantener en perspectiva cada vez que alguien quiere (o no quiere) encerar las cosas.